Es común que las empresas, tanto aquellas que están alejadas de grandes núcleos urbanos como empresas ubicadas en zonas urbanas en las que resulta complicado aparcar en la calle, pongan a disposición de sus empleados plazas de parking. Por ejemplo, en una empresa media de 100 empleados, 40 cuentan con plaza de aparcamiento, siendo el 95% de esas plazas pagadas por la empresa.

Se persigue así facilitar la vida de los trabajadores que no tienen más alternativa que usar el coche para ir y volver del trabajo. Sin embargo, puede llegar a suponer un elevado coste para la empresa e incluso generar conflictos por no garantizar una plaza para todos y cada uno de los empleados.

 

Principales problemas de ofrecer plazas de aparcamiento a los trabajadores

 

A pesar de las ventajas en cuanto a retención de talento, engagement, felicidad laboral y mejora de la productividad, que tiene garantizar una plaza a los empleados que van en coche a su centro de trabajo, existen ciertos incovenientes.

No contar con suficientes plazas para cubrir la demanda, puede suponer un problema. Para intentar paliar esto, las empresas implementan diferentes políticas, como por ejemplo la disponibilidad por orden de llegada o el garantizar plazas a partir de un determinado puesto o antigüedad. Sin embargo, esto causa un estrés añadido a los empleados en el caso de la primera solución, o un descontento e incremento de la desigualdad entre empleados, en el caso de la segunda.

Por otro lado, garantizar plazas suficientes supone un elevado coste inmobiliario. Debemos tener en cuenta que en la mayoría de las empresas, éstas asumen un 50% del coste del aparcamiento en la oficina, resultando en un coste fijo que se ve agravado si tenemos en cuenta que las plazas en muchas ocasiones se encuentran vacías e infrautilizadas. Ya sea durante los periodos vacacionales o, por ejemplo, por el establecimiento de políticas de teletrabajo.

 

Cómo recortar en plazas de parking para los empleados sin que suponga un problema

 

Implantar una solución de movilidad para la empresa, un servicio de transporte para los empleados que resulte flexible y eficiente, es una manera de ahorrar en plazas de parking y evitar los problemas anteriormente mencionados.

El Shuttle Dinámico es una alternativa de movilidad, que ofrece la flexibilidad del coche privado sumada a las ventajas de no tener que conducir y no tener que aparcar. Generando un ahorro en costes fijos para la empresa y permitiendo a los trabajadores poder dejar el coche en casa, al contar con servicio de transporte de ida y vuelta a la oficina cuando lo necesiten.

Si te interesa conocer las ventajas del Shuttle Dinámico y sus beneficios a nivel económico y medioambiental, no dudes en descargarte este Caso de Estudio de implantación del servicio en una empresa madrileña. ¿Quieres realizar una demo? Déjanos tus datos de contacto aquí y nos pondremos en contacto contigo.

 

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia del usuario. Acepta para seguir navegando.    Política de Cookies
Privacidad